concentracion

Concentración: La mejor herramienta para mejorarla

Introducción: 

En este artículo les explicaré la SAC, el secreto para la concentración que va a cambiar tu vida. ¿De qué trata? Haz en noventa minutos lo de un día entero de trabajo. 

SAC es el término que le he dado a las Sesiones de Alta Concentración, uno de los secretos mejor guardados de las personas exitosas. En esta oportunidad, quiero explicarte qué son, porqué funcionan y cómo aplicarlas en tu vida. Aprovecha tu tiempo mejor que nadie y dale espacio a todas las áreas de tu vida: trabajo, bienestar, familia y espiritualidad.

Las SAC son sesiones de 90 minutos sin absolutamente ninguna distracción. Estas debes reservarlas en tu agenda para hacer lo que yo llamo tu trabajo vital.

El trabajo vital es aquel que más impacta en tus resultados. Está alineado con tus objetivos y en el cual empleas tus superpoderes. Es decir, tus más grandes fortalezas, las que has venido puliendo o desarrollando durante el tiempo.

¿Por qué 90 minutos de concentración? 

Resulta que toda nuestra vida está regulada por ciclos de 90 minutos, que son los ciclos ultradianos. La primera pista que tuvieron los científicos fue nuestro sueño. Nuestros ciclos de sueño se dividen en etapas lentas y rápidas, las cuales se dan en ciclos de 90 minutos. Lo que posteriormente descubrieron los científicos es que estos ciclos también  gobiernan todas nuestras funciones mientras estamos despiertos. Entonces, el tiempo óptimo en el que podemos manejar un estado de alta concentración es  90 minutos.

¿Por qué funcionan las SAC o Sesiones de Alta Concentración?

Tenemos una capacidad limitada de enfoque durante el día. Durante el sueño retanqueamos la adrenalina

Teniendo en cuenta esto, el neurotransmisor es responsable de varios aspectos, pero principalmente de nuestra capacidad de concentración y enfoque. Tal cual un carro tanquea gasolina, de igual forma, reponemos nuestra adrenalina en los tiempos de descanso profundo. Si tenemos unas reservas limitadas de adrenalina, entonces tenemos que saber usarlas sabiamente. 

Esta adrenalina que segregamos es la puerta de entrada al enfoque. Al inicio nos va a producir una sensación incómoda, así como estrés y agitación. Pero pasada la barrera de aproximadamente 5 a 10 minutos vamos a poder realmente enfocarnos en la tarea que queremos. Nuestros ojos se van a enfocar, de allí vendrá el enfoque cognitivo y entramos en nuestro estado de alta concentración, o de flow como lo podrían llamar algunos. 

Debo decirte dos cosas: Primero, vas a poder sostener de forma óptima esta concentración durante 90 minutos, al final de lo cuales vas a sentir algo de fatiga y una menor capacidad para hacer efectivamente la tarea. 

Segundo, ¿Por qué los SAC deben suceder sin ninguna distracción?  Solo con el hecho de ver un mensaje que te entró en el celular, vas a tener que repetir el proceso inicial para recuperar el estado de concentración. Es decir, te puede tomar entre 5 y 25 minutos —aquí depende de cada persona— volver a ese estado de alta concentración.

Hay otro aspecto que quizás a la mayoría de personas no les va a gustar. Como explique,  el enfoque cognitivo está precedido por el enfoque visual. Primero fijas tu mirada en algo y después el cerebro se concentra. Algo tan pequeño como el celular hace que constantemente estemos enfocando nuestra mirada, haciendo que nuestro cerebro también lo haga, y, como a lo mejor ya dedujiste, gastemos la preciada adrenalina. Por eso debes administrar muy bien el tiempo en el celular y reducirlo al mínimo posible. 

En mi blog hay otra publicación acerca del poder del enfoque, el cual te va a ayudar a entender mejor todo esto. Aquí está el link.

Ahora, quiero contarte cómo aplicar las SAC en tu vida, pero antes quiero invitarte a que revises mi página web, para que no te pierdas de este contenido tan valioso, y, además, gratuito. 

¿Cómo aplicar las SAC?

Primero, deberías tener mínimo una SAC al día, y de ser posible, con un manejo adecuado de tu agenda, deberías tener dos. Si una sola SAC diaria puede multiplicar tus resultados varias veces, imaginate lo que harían dos por día. ¡Sería exponencial! 

El mejor momento para la mayoría de personas es a primera hora de la mañana. Lo anterior es por dos razones, la primera porque tendemos a estar más alertas en esas horas y la segunda, porque puedes manejar mejor las solicitudes del mundo exterior. Por ejemplo, podrías hacerlo entre las 6:00 am y las 7:30 am. 

¡Agrega a tu agenda una SAC y no la sacrifiques por nada del mundo!

Para iniciarla te recomiendo tener un ritual. Todo hábito acompañado de un ritual predispone al cerebro para ejecutar la tarea de forma óptima. En el caso mío, pongo el celular en silencio con la pantalla hacia abajo, cierro todo lo que me pueda generar notificaciones en la computadora y pongo música clásica con audífonos que cancelan el sonido externo. 

Como ves, me desconecto literalmente del mundo. Ahora que hay trabajo desde casa, toda mi familia sabe que durante estos períodos no existo, no está permitido interrumpirme a menos que exista una emergencia real. 

Pruébalo en tu vida, pero es importante que lo hagas de manera consistente. Puede ser que te tome algunas sesiones entrenar a tu cerebro para que logre alcanzar el estado de alta concentración que buscas.

Por favor comparte tu opinión en mis redes sociales cuando lo pongas en práctica. No olvides estar pendiente de mi blog y compartir este contenido con quien sabes que lo necesita.

Recientes